Tecnologías de medición de la tensión

Según un reciente estudio publicado por una multinacional dedicada ente otras cosas al cuidado de la salud ( bueno, podemos decirlo, es Philips) el uso de tecnología para el cuidado de la salud está directamente en relación con la edad. Esto es así no sólo para los pacientes sino también para los médicos que son más favorables al uso de estos aparatos por parte de sus pacientes y lo recomiendan más cuanto más jóvenes son.

Según los datos del estudio, de los pacientes entre 18 y 34 años un 57% poseen al menos un dispositivo para el control de su salud, sin embargo entre los mayores de 55 años sólo llega a un 14%.  Resulta paradójico que sean las personas más mayores ( a priori las que tienen más problemas de salud), las que menos aparatos tengan para monitorizar su salud.

Para que resulte más paradójico aún, el mismo estudio preguntó a pacientes y médicos acerca de la responsabilidad sobre la salud. En general todos aceptaron que el principal responsable del cuidado de la salud es el propio paciente, seguido de los profesionales de la salud y del gobierno en tercer lugar. Sin embargo si se analiza la respuesta a esta pregunta según la edad, se vio que entre los mayores de 55 años el porcentaje de pacientes que opinaba que era el propio individuo el responsable de sus salud era del  79% mientras que entre los 18 y 34 años sólo un 66% opinaba lo mismo. Por el contrario sólo un 29% de los mayores de 55 años pensaba que es responsabilidad del gobierno la promoción de la salud frente al 37% de las personas entre 18 y 34. Así que podemos ver que aunque los jóvenes tienen mejor salud y piensan en mayor porcentaje  que debe ser el gobierno el responsable de cuidar su salud, se preocupan más controlarse que los pacientes más mayores.

Probablemente influye mucho en estos resultados el hecho de que los pacientes más jóvenes entienden mejor todos los aparatos eléctricos ya que son nativos digitales.  Dehecho en el estudio se les preguntó si comprendían la tecnología de “atención conectada” y sólo un 14% de los mayores respondió afirmativamente frente al 28% de los más jóvenes.

Teniendo en cuenta que está demostrado repetidamente que el autocuidado mejora la salud, deberían hacerse más populares páginas como tensiometroysalud.com  que ayudan en la elección de un aparato para la salud ( en este caso tensiómetros). Muchas veces las diferencias entre unos aparatos y otros son mínimas o no llegamos a comprender en qué consisten. El uso de estas páginas nos facilita el paso difícil de elegir el más adecuado de manera que no nos dé información de más ( que no comprendemos ni necesitamos) ni de menos ( que nos haga dejar de utilizarlos por insatisfacción).

Os recomiendo la lectura de este texto porque es realmente informativa de tensiometros

¿Conseguiremos con eso que todos ( y no sólo los jóvenes) nos comprometamos con el cuidado de nuestra propia salud?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *